Trucos para planchar fácil y rápido

Si ya se ha lavado la prenda y secado, falta el paso final que consiste en plancharlo.

Sin embargo, este proceso no es fácil, ya que si se desconoce varios trucos caseros podemos accidentalmente estropear la presentación de un bonito vestido haciendo que este se vea ajado y lleno de arruguitas.
Trucos para planchar fácil y rápidoTrucos para planchar fácil y rápidoTrucos para planchar fácil y rápidoTrucos para planchar fácil y rápido

En este sentido, les detallamos, a continuación, algunos trucos caseros para lograr un acabado elegante al planchar la ropa.

Te compartamos unos sencillos pero muy efectivos trucos para que planchar te resulte menos aburrido. Cómo hacerlo paso a paso puedes ver en el video que está abajo.

También toma nota!! 10 sencillos consejos que te ayudarán a realizar esta tarea más fácilmente.

Antes de empezar a planchar la ropa es importante que revises la etiqueta de las prendas para que conozcas las condiciones para el planchado.

Antes de comenzar separa las prendas que necesitan menos calor y para luego continuar con las que necesitan una mayor temperatura. Esto se debe a que la plancha necesita más tiempo para enfriarse que para calentarse, de esta forma plancharás correctamente y además ahorras energía eléctrica. Bueno, pues manos a la obra…

1. Para esta tarea lo primero que necesitas es adaptar una superficie plana para planchar. Puede ser una mesa, donde colocarás una cobija y luego una sábana, pero lo mejor es utilizar un “burro de planchar”, ya que en el extremo angosto podrás planchar pantalones, mangas y cuellos con más facilidad.

2. Consejo de oro: plancha toda la ropa por el revés; de lo contrario adquirirá una apariencia lustrosa y desgastada al quemarse el tejido con el calor debido a las planchadas constantes.

3. Para facilitar el planchado puedes utilizar el vapor de la plancha o también usar un rociador de agua directamente sobre la prenda antes de planchar. Aquí habría que tener cuidado de que la prenda no vaya a encoger por el contacto con el agua.

4. Para planchar una camisa, comienza por los puños, luego las mangas y el cuello. Finalmente plancha la espalda y la parte frontal.

5. Los pantalones y faldas se planchan primero por el reverso, después se vuelve a pasar la plancha por la parte frontal pero sin aplicar tanto calor. Pon atención en los pliegues y dobleces para evitar las arrugas.

6. Las prendas de algodón se planchan mejor si están un poco húmedas. Para un mejor resultado puedes utilizar un rociador de agua.

7. Para la ropa de lana aplica algo de vapor y una temperatura un poco más alta. Se debe planchar por el revés sin presionar demasiado.
Selecciona la temperatura para lana que está indicada en el disco de la plancha. Se recomienda colocar un paño húmedo entre la prenda y la plancha para evitar que se apelmace. El paño debe ser de color claro y debes verificar que no destiña. En los puntos en los que la prenda esté tejida con relieve, apoya el paño con suavidad para evitar que se aplaste. Nunca planche los elásticos, ya que se estiran.

8. La ropa de seda requiere de una baja temperatura y cierta humedad. Debe plancharse por el revés.

9. En caso de que hayas reparado la bastilla de una prenda y quede marcado el borde por las planchadas anteriores, dicha marca puede puedes eliminarla colocando debajo de la prenda un trozo de papel aluminio, luego encima extiende un trapo impregnado en amoníaco diluido en agua y procede a planchar.

10. Finalmente, procura planchar toda la ropa de una vez, ya que cada vez que conectas la plancha consumes una mayor cantidad de energía eléctrica.


Fuentes:
Rosa Garalva, metroscubicos.com, trucos-hogar.com


¡Comparte esta publicación!

Top
Te invitamos a suscribirte
para ver nuevas ideas
error: Content is protected !!